Gwyneth Wentink: una carta de amor a la música legendaria

Una de las mejores arpistas del mundo tendrá dos presentaciones en esta edición del Cartagena Festival Internacional de Música. Wentink escribió para El Espectador una carta a su yo de cuatro años, la niña que se enamoró de la música.

Tenía cuatro años cuando pasó. Gwyneth Wentink recuerda el momento en el que vio por primera vez un arpa. Rememora la sensación de vértigo en la boca de su estómago. Tenía cuatro años cuando pasó y supo qué quería hacer por el resto de su vida, dónde quería estar: detrás de ese instrumento milenario que parece creado para los ángeles.

“Tocar el arpa es para mí estar en el lugar correcto en el momento adecuado. Es un sentimiento de pertenencia. Una forma de conectarme con todo lo que está a mi alrededor”, dice Wentink, una de las invitadas especiales a esta edición del Cartagena Festival Internacional de Música.

Como arpista clásica y experimental, Wentink se ha presentado en los escenarios más prestigiosos del mundo como el Carnegie Hall y el Lincoln Center, de Nueva York; el Royal Albert Hall y el Royal Opera Hall, de Londres, y el Konzerthaus, de Berlín, entre otros. Muchos de los compositores principales de hoy han escrito obras para Gwyneth, incluyendo Theo Loevendie, Marius Flothuis y Terry Riley.

Para la holandesa, el sonido del arpa es una reproducción de la belleza y por esa devoción hacia la música ha logrado posicionarse como una de las artistas de música clásica más importantes del mundo. Wentink tiene un puesto como arpista solista de la Orquesta Revolutionaire et Romantique y los Solistas Barrocos Ingleses bajo la dirección de sir John Eliot Gardiner. Elogiada por su versatilidad, Wentink introdujo el arpa en la música clásica india y toca regularmente con grandes como Pt Hariprasad Chaurasia.

No es la primera vez que la arpista se presenta en Colombia. Ya ha visitado Medellín y Bogotá; por eso no es nueva su presencia en el país.

Le pedimos a Gwyneth Wentink que le escribiera una carta a su yo de cuatro años, a esa niña que encontró en la música un refugio y una trinchera.

“No tengas miedo de elegir la ruta menos transitada. Escucha, escucha, escucha. A tu juego, a tu curiosidad, a la música, a los pájaros, al ruido, a todos. Y mientras estés en eso, quédate quieta. No pienses que lo que hay ahí afuera es todo lo que hay. El mundo está esperando nuevas conexiones musicales, voces e historias.

Sé tan leal en tu práctica como el flujo y reflujo de la naturaleza, así como tu dedicación y atención es tu humilde regalo de vuelta a la música.

Prepárate para aprender todo sobre ti por medio de la música. Como un espejo brillante, es implacable para mostrarte todo sobre ti misma si lo permites. Deja que te caliente y te asuste.

Sigue tomando lecciones. Siempre aprende. De vez en cuando es bueno empezar desde cero.

Sigue tu intuición, atrévete a correr riesgos y no te comprometas por razones que no sean ciertas para ti. Sé audaz y valiente, incluso si tu pista parece extraña o no te dé millones todavía. Se pagará con el tiempo.

Disfruta de lo salvaje de lo desconocido en la música.

A esas invitaciones de músicos o mentores, desde que te sientas bien, siempre di sí.

Nadie te va a mostrar tu camino musical. Mantente ansiosa por encontrar el tuyo con la urgencia de que no haya un mañana y la paciencia del invierno para el otoño venidero.

Agradece todos los días por el regalo de la música.

Defiende la música y el arte.

Pregúntate a ti misma cuando practicas a menudo por qué haces lo que haces.

Practica, practica, practica. Es un viaje sin fin, aventurero, íntimo y elegante.

Escucha a tus maestros. Vienen en muchas formas.

Si no quieres sonreír, no sonrías. Si no quieres usar el vestido, no lo uses.

No te compares con los demás: ¿un jardinero juzgaría las diferentes hojas de un hermoso árbol?

En medio de un mundo enloquecido, mira el arte. Es el antídoto perfecto para la locura”.

DEJA TU COMENTARIO

This entry was posted in Noticias. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *